Cáncer de colon y recto

¿QUÉ ES CÁNCER COLORRECTAL?

Para responder a nuestra pregunta, primero debemos entender primero qué es cáncer y luego cuál es la función del aparato digestivo en nuestro cuerpo.

 CÁNCER

Nuestro organismo está constituido por un conjunto de células, las que se dividen periódicamente y de forma regular, con el fin de reemplazar a las ya envejecidas o muertas, y así mantener la integridad y el correcto funcionamiento de los distintas órganos. El proceso de división está regulado por una serie de mecanismos que le indican a la célula cuando comenzar a dividirse y cuando detener la división. Cuando en una célula, estos mecanismos se alteran, ésta y sus descendientes inician una división incontrolada que con el tiempo dará lugar a un tumor o nódulo. Cuando las células que constituyen dicho tumor no poseen la capacidad de invadir y destruir otros órganos, hablamos de tumores benignos. Pero cuando estas células, además de crecer sin control, sufren nuevas alteraciones y adquieren la facultad de invadir tejidos y órganos cercanos (infiltración) , y de trasladarse y reproducirse en otras pates del organismo (metástasis), se denominan tumores malignos, que es lo que llamamos cáncer.

 APARATO DIGESTIVO

El aparato digestivo es un sistema formado por la boca, esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso, compartiendo su función con órganos como: hígado, páncreas y peritoneo. Su principal función es la digestión de los alimentos y la absorción de los nutrientes contenidos en ellos, así como la eliminación de los residuos (heces).

El intestino grueso, es el último tramo del tubo digestivo, mide aproximadamente 1,5 metros y se extiende desde el fin del intestino delgado, hasta el ano. Está dividido en diferentes partes: comenzando en el ciego, el colon ascendente, colon transverso, colon descendente, sigma, recto y ano.

La función del colon ascendente y transverso es absorber agua y electrolitos, mientras que la del colon descendente y recto es almacenar las materias fecales hasta su eliminación por el ano.

Tanto el colon como el recto están constituidos por varias capas de tejido, la más interna es la mucosa, rodeada por la submucosa. Mas externamente se encuentra la capa muscular, que al contraerse logra el avance del contenido del tubo digestivo, y está cubierta por la serosa, la capa más externa.

En la mucosa existen glándulas productoras de moco, es en ellas donde se producen con mayor frecuencia los tumores malignos.

CANCER COLORRECTAL

Cuando el tumor maligno se encuentra situado en el colon o en el recto, hablamos de cáncer colorrectal, aunque el nombre engloba a dos tumores de comportamiento diferente: cáncer de colon y cáncer de recto.

La mayoría de los cánceres colorrectales tienen su origen en un pólipo existente en la mucosa del colon o del recto, el que con el tiempo y la acción de distintos agentes sobre él, evoluciona en un tumor maligno.

Los pólipos son pequeños tumores benignos frecuentes en las personas mayores de 50 años. No todos los pólipos se malignizan.

Si se forma cáncer dentro de un pólipo, con el pasar del tiempo, este puede comenzar a crecer a través de algunas o de todas las demás capas de la pared del colon o del recto. Cuando las células cancerosas se encuentran en la pared externa, éstas pueden crecer hacia los vasos sanguíneos o los vasos linfáticos (canales diminutos que transportan material de desecho y líquido). Desde allí, las células cancerosas pueden desplazarse a los ganglios linfáticos cercanos o a partes distantes del cuerpo.

La etapa o estadío de un cáncer colorrectal depende de cuán profundamente crece en la pared y si se ha extendido fuera del colon o del recto.

TIPOS DE CANCER COLORRECTAL

La mayoría de los tumores malignos colorrectales se desarrollan sobre lesiones ya existentes en la mucosa.

Si se observan las células malignas al microscopio, los cánceres colorrectales pueden ser de varios tipos, siendo el más común el Adenocarcinoma.

Los Adenocarcinomas se producen en las glándulas que recubren el interior del colon y el recto. Es el tipo de cáncer más frecuente ya que aparece en el 90 – 95% de los casos.

Otros tumores que se pueden presentar, aunque con menor frecuencia:

  • Sarcomas : tumores del tejido conectivo del tubo digestivo.
  • Linfomas: cánceres de las células de la defensa del estómago e intestino.
  • Tumores carcinoides: de las células productoras de hormonas del aparato digestivo
  • Melanomas

SÍNTOMAS DEL CÁNCER COLORRECTAL

Los síntomas del cáncer colorrectal pueden variar según la ubicación del tumor dentro del intestino grueso. Estos pueden ser:

  • Sangre en las heces, lo que puede producir anemia.
  • Cambio en el ritmo de las deposiciones: es frecuente que aparezcan períodos de diarrea intercalados con períodos de estreñimiento.
  • Heces más estrechas.
  • Sensación de evacuación incompleta.
  • Dolor abdominal.
  • Cansancio extremo o pérdida de peso sin causa aparente.

NOTA: Estos síntomas pueden ocurrir debido a otras causas distintas de un cáncer, por lo que es importante acudir al médico si se presentan.

DIAGNÓSTICO DE CÁNCER DE COLON

Cuando existen síntomas que pueden hacer sospechar la posible existencia de una lesión en el colon o recto, el médico pedirá una serie de pruebas para confirmar el diagnóstico.

En primer lugar realizará un tacto rectal, que consiste en la exploración manual del ano y parte del recto, y una colonoscopía, que permite visualizar la mucosa del colon y recto por medio de un endoscopio, el que se introduce por el ano. Si durante la realización de la colonoscopía se observa una masa alterada, se sacará una muestra (biopsia) para ser estudiada y determinar si es un cáncer o un proceso benigno.

Una vez diagnosticado un cáncer de colon o recto, se deben realizar otras pruebas para saber si la enfermedad se ha diseminado a otros órganos o si solo afecta a esa porción del tubo digestivo.

Las pruebas pueden ser:

  • Análisis de sangre
  • Radiografías de tórax
  • Tomografía axial computarizada (TAC o Scanner)
  • Ecografía abdominal
  • Ecografía endorrectal (en caso de un cáncer de recto)

 

TRATAMIENTOS DEL CANCER COLORRECTAL

El tratamiento dependerá de una serie de factores relacionaos con el paciente y el tumor:

  • Estado general del paciente
  • Localización del tumor
  • Fase en que se encuentre la enfermedad.

En general los tratamientos para el cáncer de colon y del recto se dividen en dos tipos:

  • Tratamiento del tumor y de los ganglios:
    • Cirugía (Cáncer de colon y e recto)
    • Radiotarapia (Cáncer de recto)
  • Tratamiento sistémico
    • Quimioterapia: dependiendo de la fase en que se encuentre la enfermedad
    • Terapias biológicas
      • Anticuerpos monoclonales
      • Inhibidores de la tirosina quinasa

 

SEGUIMIENTO Y CONTROLES MÉDICOS

Una vez terminados los tratamientos es necesario tener controles periódicos para confirmar el estado del paciente y para hacer seguimiento y control de los efectos secundarios, y en caso necesario, tratarlos lo antes posible.

¿CÓMO REDUCIR EL RIESGO DE CANCER COLORRECTAL?

El exceso de peso, alto consumo de carnes rojas y factores genéticos han sido consistentemente relacionados con el aumento de cáncer colorrectal.

En cambio, el consumo de frutas y verduras como parte de la dieta diaria, así como hacer 30 minutos de ejercicio por lo menos tres veces a la semana y el no fumar, son factores protectores contra este tipo de cáncer.

Si en su familia hay historia de cáncer colorrectal o si usted presenta algunos de los síntomas descritos, le aconsejamos consultar a un médico.

guiaclinicaGUÍA CLINICA DEL CÁNCER COLORECTAL
Ministerio de Salud

guiapacientes

GUÍA PARA PACIENTES
ESMO/ACF

 

TRÍPTICO: ¿QUÉ ES EL CÁNCER COLORECTAL?

tripticocolorectal


INFORMATIVOS CÁNCER COLORECTAL


Folleto: “Las Guías de Práctica Clínica”


Díptico: “Fundación GIST Chile”